Mesas de Centro Bajas

¿Buscas una mesa de centro baja para tu comedor? Echa un vistazo a esta selección que hemos hecho para ti:

Mesas de centro bajas para tu comedor

En la era de la modernidad y la tecnología es cada vez más común observar diseños decorativos minimalistas, simples y vanguardistas. Todo lo prácticamente convencional queda a un lado para dar paso a nuevos diseños elegantes y sobrios es aquí donde entran las mesas de centro bajas.

En esta categoría, ellas no solo rompen los esquemas predefinidos con relación a los estándares de decoración, sino que también aportan muchísimas oportunidades para quienes desean un toque fresco y dinámico.

Especialmente es muy común ver este tipo de mesas bajas en hogares espaciosos con detalles contrastados en tonos oscuros como el blanco y el negro.

También, es importante señalar que si no posees un juego de muebles más o menos amplio una mesa de centro baja no quedará bien en tu sala de estar.

A continuación, te daremos algunos consejos y razones por las cuales debes comprar una mesa de centro baja para que quedes totalmente convencido de su utilidad y versatilidad y así, darle a tu hogar un aire moderno y fresco.

Mesa de centro baja

¿Por qué comprar una mesa de centro baja?

Las mesas de centro, sin importar cuales sean sus diseño, tamaños o formas son hoy por hoy elementos fijos en la decoración de todo ambiente hogareño.

Desde las mansiones más lujosas hasta los departamentos más compactos todos y cada uno de estos espacios tienen al menos una mesa de centro.

Ahora bien, si posees suficiente espacio en tu sala y te gustan los estilos decorativos modernos y minimalistas, entonces una mesa de centro baja definitivamente quedará muy bien sobre tu alfombra.

En particular las mesas de centro bajas cuentan con ciertas ventajas que las colocan por encima de las demás en algunos ámbitos, especialmente en aquellos en los que a vistosidad se refiere.

Por otro lado, a la hora de comprar una mesa de centro debes tener también en cuenta tus gustos y preferencias personales, ya que, por ejemplo, si te gustan mucho más los estilos clásicos y conservadores, entonces una mesa de centro de tipo baja no funcionará.

Por el contrario, si quieres actualizar un poco tu mobiliario y llenar tu casa de luz y modernidad, entonces puedes adquirir una mesa de centro baja sin pensarlo dos veces.

Este tipo de mesas son ideales para amenizar con muebles largos y con forma variada a la convencional que pueden intercambiarse fácilmente según la disposición y diseño de tu espacio de estar.

Igualmente, hacen destacar un buen tapete, si lo tienes, o también se ven muy bien llevando encima y adorno tipo florero, algunos portarretratos o cualquier otro adorno que te llame la atención y quieras exhibir a la vista de tus invitados o amigos.

Similarmente, las mesas de centro bajas sirven también para colocar revistas o libros, ya que todas vienen con un tope inferior en la parte de abajo que te permite usarla para fines de almacenamiento.

¿Qué ventajas tiene una mesa de centro baja?

Definitivamente son muchas las ventajas que poseen las mesas de centro bajas, a continuación, te presentamos algunas de esas ventajas.

  • Estética. Sin duda alguna uno de los atractivos principales de las mesas de centro bajas es su vistosidad y estilo único, ya que su bajo perfil es un gran atractivo.

Así que, tener presente a este útil objeto hará de la sala un espacio reluciente y llamativo, y esto será así si el tope es casi por debajo del nivel de las rodillas al sentarse. 

Pues bien, esta principal característica hace que tu hogar luzca bastante moderno, fresco y dinámico permitiendo que exista un mejor aprovechamiento de los espacios y se puedan resaltar otros elementos que acompañan la decoración.

  • Practicidad. Lo práctico y funcional son características deseables en todo lugar de la casa en especial cuando se tiene en cuenta que siempre hay más de una actividad a realizar en diferentes áreas del hogar.

Por ejemplo, una mesa de centro baja es ideal tanto si quieres relajarte un poco en tu sofá o uno de los muebles de tu sala como si quieres sentarte a disfrutar de un libro.

Y es que uno de los principales inconvenientes de las mesas de centro convencionales es que por su altura un poco mayor impiden en ocasiones ver lo que está al frente. Así que, imagina que quieres ver televisión un rato.

Sin embargo, los objetos o adornos que están encima de la mesa de centro te obstaculizan la visión y no te dejan ver lo que sucede en la pantalla.

Este problema desaparece inmediatamente cuando se tiene una mesa de centro baja ya la línea de visión se amplía y tienes muchísimo más espacio para ver el panorama en frente de ti.

  • Elegancia. Finalmente, el toque de elegancia que toda casa necesita se obtiene gracias a que las mesas de centro bajas son de por si un elemento que aporta mucha vistosidad al hogar.

En especial aquellas con acabados luminosos en tonos claros que realzan las dimensiones y el diseño alargado de tu mesa de centro.

Mesa de centro baja para salon

Características principales de una mesa de centro bajas

Evidentemente toda mesa de centro posee características únicas e inigualables. Las mesas de centro bajas no son la excepción, ya que entre sus principales características están las siguientes:

  • Perfil bajo. Como mencionamos anteriormente esta característica principal puede llegar a convertirse en una ventaja especial si se tiene en cuenta que no siempre nuestra sala de estar será para descanso y pasar un rato agradable.
  • Utilidad. Cobran mucha importancia cuando se trata de organizar un compartir entre amigos y se quiere tener una charla amena sin que nada estorbe la posibilidad de observarse a la cara mientras se conversa.
  • Modernidad. Las mesas de centro bajas suelen tener acabados muy modernos, ya que vienen en materiales como el mármol, madera, cristal y granito lo que, sin duda hace que este tipo de mesas luzcan en cualquier rincón de tu hogar.

No lo pienses más si realmente estás buscando una mesa de centro que se adapte a tus necesidades. Las mesas de centro bajas llegaron justo para quedarse.