Mesas de Centro Blancas

¿Buscas una mesa de centro blanca para tu comedor? Echa un vistazo a esta selección que hemos hecho para ti:

Mesas de centro blancas para comedor

Las mesas de centro blancas son las auténticas protagonistas en la sala de estar junto con el sofá y es así, ya que cambia completamente el área donde la decidas colocarla. Tanto su diseño como lo práctica que es al ajustarse a tus necesidades, así como las medidas correctas facilitará el dinamismo de la estancia.

Por supuesto, hay aspectos que deben tomarse en cuenta, como el espacio disponible, la utilidad o los colores que componen la sala. Sobre todo, si queremos resaltar luminosidad en el espacio, necesitamos de colores como el blanco, el cual es ideal en este tipo de mesa.

Mesa de centro blanca

Por qué comprar una mesa de centro blanca

Las mesas de centro blancas son las ideales para embellecer tu estar como pieza decorativa y funcional, a continuación, destaquemos algunos puntos de por qué comprarla.

  • Marcan el centro en la zona de descanso y reuniones.
  • Sirven para poder tomar refrigerios, una bebida de sobremesa, café o té en un encuentro social.
  • Si tienes niños pequeños, por su poca altura, pueden utilizarlas como mesa de juego.
  • Servirán para destacar alguna pieza en la que tengas interés, libros, jarrones con algunas flores o cajas. Es el lugar ideal para alguna de tus colecciones favoritas.

Ventajas de una mesa de centro blanca

Estas mesas son muy ventajosas por la cantidad de usos que pueden tener. Sus diferencias con otros tipos de mesas puedes ser pocas físicamente; su utilidad es la que hace la diferencia.

En muebles, el tiempo nos ha enseñado que la imaginación y la creatividad hacen un trabajo estupendo en nuestros espacios.

 A continuación, destacaremos algunas ventajas de usar una de estas mesas:

 

  • Van perfectas con la iluminación. Si quieres un espacio con mayor luminosidad, las mesas de centro blancas seguro te aportarán lo que buscas. Además, puedes ubicarlas en la mejor zona de tu sala de estar o la casa para tener una mayor proyección de luz.

 

  • Pieza decorativa que resalta. Estas mesas tienen protagonismo. Solo bastará con combinarlas con otros elementos, especialmente si tienes más de un sofá o sillón para crear la zona de descanso ideal. Existen diferentes modelos de mesas de centro blancas donde podrás escoger el que mejor vaya con tu estilo y que aporte esa elegancia que deseas.
  • Diferentes modelos. La forma y el color de la mesa deberá ajustarse a la distribución de la zona de descanso, con ello, usarla será muy fácil desde cualquier asiento. La más versátil es la rectangular. Tanto la redonda como la cuadrada te obligarán a ampliar la zona de descanso, muy importante si no se dispone de mucho espacio.

 

  • Fácil mantenimiento. Aunque la limpieza puede parecerte una labor tediosa y extenuante, cuidar de la mesa de centro es importante para que se mantenga en buenas condiciones.
Mesa de centro de color blanco

¿Cómo mantener limpia las mesas de centro blancas?

A continuación, te mencionaremos la manera cómo puedes limpiar tus mesas de centro blancas lo más rápido y practico posible y así siempre tu mesa de centro siempre lucirá como nueva e impecable debido a su color.

Sigue los siguientes tips:

  • Limpia con regularidad tu mesa de centro usando un paño ligeramente humedecido con agua y vinagre. Puedes hacerlo una vez al día o tres veces a la semana, para remover el polvo y bacterias que se deposite en el mueble.
  • Lustra tu mesa de forma periódica. Aplica el producto apropiado para el tipo de mesa y el material del que está hecho, ya sea cristal, madera o metal.
  • Usa manteles. Evitarás marcas, rallar o salpicaduras si utilizas manteles.

Características de una mesa de centro blancas

Las ventajas de tener una mesa de centro blanca son muchas, pero más allá de eso, estas existen en diferentes tipos, dimensiones que seguro pueden mejorar tu espacio o inclusive lo contrario.

Por ello, conoce las características más comunes de este tipo de mesas y así estés al tanto al comprar la que más te guste y mejor encaje con tu entorno.

  • Las medidas. Suelen tener diferentes medidas y tamaños dependiendo del fabricante. Por ejemplo, algunas pueden medir 120 x 80 centímetros, mientras otras pueden ser más pequeñas en altura o angostas.

 

  • La altura. En la mayoría su altura es standard y oscila entre 40-50 centímetros del suelo. Esto es para no romper la uniformidad de los elementos de la sala de estar, es decir, evitando que supere la altura necesaria o cause alguna incomodidad en la funcionalidad de los demás objetos en la zona donde decidas colocarla.

 

 

Elige las medidas adecuadas de la mesa según la distribución de la zona de estar que tengas, así es posible que tengas una circulación fluida por el área evitando peligro de golpes o si tienes niños en casa.

 

  • El modelo. Dependiendo de las medidas de los sofás y de las dimensiones del salón es posible que tengas que comprar una mesa de centro más grande o más pequeña.

 

Los modelos van desde lo más tradicional hasta los más modernos que se basan en cristal templado, aleaciones y estilos minimalistas espectaculares. El diseño rectangular clásico, las líneas suaves delinean la atmósfera simple, mostrando el estilo nórdico, elegante y de moda.

 

  • Los materiales. Encontramos mesas de centro de todo tipo de materiales, entre ellos, se pueden destacar las más tradicionales como mesas de madera, compuesto MDF, metal, plásticas con modernos de diseño o mesas de cristal con diferentes aleaciones tales como forja y cristal, madera y cristal o forja y madera.

 

 

  • En este respecto existen muchos que pueden embellecer aún más tu sala de estar, solo bastará echar un vistazo a la que más se apegue a tu decoración en la tienda que más te guste.

 

  • Mayor durabilidad. Las superficies de las mesas de centro blancas están hechas de excelentes materiales de calidad para mayor durabilidad. Lo que da la seguridad que, aunque reciban mantenimiento poco continuo pueden mantener la belleza de su estilo siempre.