Mesas de Centro Pequeñas

¿Buscas una mesa de centro pequeña para tu comedor? Echa un vistazo a esta selección que hemos hecho para ti:

Otros Modelos Disponibles

Mesas de centro para salones pequeños

Muchos de nosotros sabemos que, al momento de comprar los muebles para la casa, existen algunos elementos que necesitan especial cuidado a la hora de adquirirlos. Por norma general siempre son el sofá y la cama, elementos importantísimos en la decoración y en la ambientación del espacio personal.

Sin embargo, igual de importante es elegir la mesa de centro pequeña. Y en un universo tan variado de posibilidades, puede parecer que cualquier opción es buena, aun así, estamos seguros que ya has comprobado lo complejo que puede ser seleccionar lo mejor para nuestro caso particular.

Mesas de centro pequeñas

¿Por qué comprar una mesa de centro pequeña?

Una mesa de centro pequeña es una de las mejores ideas cuando vivimos en espacios de pocos metros cuadrados, pero donde no queremos renunciar del todo es a este complemento que logra armonizar todo un salón, dándole la fluidez que cada decoración merece.

Otra cosa también importante es que, aunque vivamos en casas grandes con salones muy espaciosos, el tener una mesa de centro pequeña maximiza la sensación de amplitud, multiplicando la ilusión visual de espacio. Indispensable para las personas claustrofóbicas.

También podemos decir que tener una mesa de centro de pequeñas dimensiones es ideal si de momento no se tiene una familia muy numerosa.

Independientemente de la forma que tengan, sean redondas, cuadradas, de madera, plástico o metal, lo más importante es la combinación que hagamos con el resto del salón donde va a estar ubicada.

Su diseño debe estar en consonancia con el interior de la casa. Existen una amplia gama de modelos en el mercado, que nos facilita de alguna forma, la escogencia según nuestros gustos.

Existen por lo menos 2 maneras para poder integrar una mesa de centro pequeña en la sala de estar o donde se decida colocarla. Es necesario tomar en cuenta, su estilo, forma, y color de la mesa de centro. O algunos también prefieren que sea una mesa que contraste con el estilo general que se tenga, de forma que resalte e impacte a la vista.

Esta última es interesante, pues, se puede jugar manteniendo un estilo moderno, con un estilo rústico, lo que lo hace interesante y a la vez elegante.

Una vez que se tenga, es importante decorarla, ya que será el centro de atención una vez que se entra en la sala.

¿Qué ventajas tiene una mesa de centro pequeña?

  • Una mesa de centro pequeña es un complemento perfecto para tu mueble o sofá.
  • Es un mueble funcional, práctico y decorativo.
  • Es ideal para los espacios reducidos, cosa que, además, es una grandísima ventaja para los amantes del orden.
  • Sus líneas simples y sencillas son perfectas para aquellos que no necesitan má
  • Evitan el súper cúmulo de muchos objetos sobre ellas, pero que hablando en términos decorativos son ideales.
  • Una mesa de centro de menor tamaño sirve para apoyarnos al comer, para escribir, jugar a las cartas, o tomar una merienda o una bebida informalmente.
  • También podemos colocar encima de la mesa de centro algún objeto decorativo, como, por ejemplo, un jarrón con flores, un espejo de repisa, libros, porta retratos, etc.
  • Si un día nos queda corta y las necesidades de nuestro espacio aumentan, simplemente podemos trasladarla y reubicarla en otro sitio fá
  • Una opción muy coqueta es usarla para colocar el teléfono alámbrico o una bombonera y así poder disfrutar de una charla a larga distancia con un dulce que acompañe nuestro paladar.

Si queremos ordenar la sala de nuestro hogar, de manera que quede a nuestro estilo, puedes jugar y buscar combinaciones que se adapten a tu estilo de vida. Así que, arriesguémonos a combinar diferentes diseños, o materiales o colores según nuestro gusto.  Para eso se dispone de una gran variedad en el mercado, y de buena calidad.

Lo único que puede suceder es que al final, nuestra casa sea un encanto minimalista digna de una portada de revista. Este tipo de mesa de centro combina sencillez, distinción y practicidad.

Tenemos la ventaja de que con el transcurrir del tiempo, y respecto a este tema de mesas de centro, la imaginación y la creatividad de las personas, hacen que se puedan experimentar trabajos estupendos y que proporcionan elegancia y comodidad en nuestros hogares.

Mesa de centro para salones pequeños

Características principales de una mesa de centro pequeña

Las mesas de centro pequeñas tienen la particularidad que otras no tienen, de que, gracias a su tamaño con las que han sido fabricadas, caben en cualquier lugar de la casa, y son casi imperceptibles, aunque las mismas no reemplazan a otras mesas que podamos tener, o que nos hayan gustado. Sus características varían dependiendo de su diseño por supuesto.

Podemos destacar las siguientes:

  • Mesa pequeña de cocina extensible ideal para cocinas pequeñas.
  • Sobre en cristal de 5 mm y madera MDF con protección en PVC.
  • Estructura metálica de 5×5 cm pintada en blanco epoxi de alta densidad
  • Mesa cristal decorado
  • Cristal templado
  • Estructura metálica con recubrimiento epoxi-poliéster
  • Patas con conteras de plástico anti rayado
  • 3 piezas de juego de comedor, que consta de dos sillas y una mesa
  • Ideal para cocinas y áreas pequeñas. Las sillas se pueden poner debajo de la mesa para ahorrar espacio
  • Mesa cristal decorado
  • Cristal templado
  • Estructura metálica con recubrimiento epoxi-poliéster
  • Patas con conteras de plástico anti rayado
  • Tapa de PVC rugoso imitación de madera perfecta
  • Estructura de metal pintado en negro.

 

Muchos creen que las mesas de centro pequeñas deben tener una altura específica, por la sencilla razón de que, al igual que sucede con otros tipos de mesas, su altura juega un papel muy importante que es necesario siempre recordar. Pero, por supuesto, todo depende de la función que dicha mesa de centro va a tener.

Algunas familias las usan para comer, y en ese caso, su altura debe ser apropiada para no entorpecer la ingesta de los alimentos. En otros casos, se utilizan para sentarse alrededor en la sala, quizás adornada con unos cómodos cojines que hagan placentero el momento de conversar.